Alexia Valdivieso1 Fotografía digital.jpg, @AlexiaValdivies

La brecha existente entre estados de la República Mexicana es muy marcada sobre todo por el ingreso de sus habitantes, sabiendo que lo económico no influye en la calidad de vida, menciono los componentes que afectan positiva y negativamente el bienestar de los habitantes de CDMX, Guerrero y Chiapas.

En el estudio “Bienestar por entidad federativa” del INEGI y la OCDE 2008-2014, arrojaron varios indicadores como la satisfacción que las personas tienen con su vida, en una escala del 0 al 10, CDMX 8.4, Chiapas 7.9 y Guerrero de 7.7, en mi opinión no percibo la brecha tan marcada.

Otros indicadores: acceso a servicios públicos básicos, en CDMX el 98.8% de la población tiene acceso al servicio, Chiapas 70.6% y Guerrero solamente el 60.3%. Afectando negativamente la calidad de vida de las personas, y aquí es donde observo la gran diferencia de porcentajes.

La satisfacción que las personas tienen con respecto a su salud, en una escala del 0 al 10, CDMX 8.5, Chiapas 8.1 y Guerrero 7.9. Considero que si una persona se siente bien de salud tendrá una mayor calidad de vida para disfrutar de los bienes y servicios que el país le ofrece.

Respecto al indicador de la contaminación del aire, en CDMX hay 15.1 PM2.5 µg por m³, en Guerrero 11 y en Chiapas 6.9. Para mi el tema medioambiental es fundamental, mayor contaminación provoca más enfermedades, por lo tanto, disminuye la calidad de vida al hacer uso de servicios de salud, no ser eficiente en el trabajo, dedicar tiempo a recuperación por enfermedad en vez de actividades recreativas. Considerando esa la razón porque la calidad de vida en Chiapas es alta.

Considerando el nivel de satisfacción que existe balanceando el trabajo y el tiempo disponible para el ocio, del 0 al 10, CDMX se encuentra en 8, en Guerrero y Chiapas es de 7.9. Vemos que este factor se relaciona, las personas ocupan el tiempo de ocio para su familia lo que da tranquilidad al empleado de saber que sus hijos están bien, por lo tanto, aumentará la calidad y mayor compromiso, lo que se traduce en mejores resultados para todos.

Defino como calidad de vida la satisfacción de necesidades, estabilidad de servicios públicos y poder disfrutarlo, no depende del ingreso.

Considero que, aunque el gobernante no puede dar calidad de vida, hay aspectos que dependen positiva y negativamente para lograrla en una población, otorgando servicios públicos de calidad.

Anuncios