ddiazmartinPor Diego Díaz Martín, PhD. (*) / @DDiazMartín

El segundo productor de gases de efecto invernadero del mundo eligió a un presidente que no cree en el calentamiento global. Así están las cosas en el planeta. El futuro parece lucir aún más incierto.

La comunidad científica ya ha alertado sobre las implicaciones sociales y económicas del calentamiento global, más allá de las ambientales que son evidentes.

Entre las consecuencias económicas encontramos la posible disminución de la productividad agro-alimentaria, así como la pérdida de bienes y servicios debido al incremento de los incendios forestales, la intensificación de las sequías, la proliferación de inundaciones extremas, y la aparición o complejización de otros fenómenos relacionados con el clima, como los tornados, huracanes, tifones y ciclones.

A lo anterior debemos agregar las pérdidas materiales por el incremento del nivel del mar, que haría desaparecer  casas, carreteras, vías férreas, aeropuertos, líneas eléctricas, presas, diques y malecones, entre otras estructuras de vital importancia.

Todo lo descrito también implica consecuencias sociales, como la pérdida de la calidad de vida, la migración de personas hacia zonas más seguras y la proliferación de enfermedades vinculadas con el nuevo clima, muchas de las cuales ya no serían exclusivas de las áreas tropicales del planeta.

Aunque no crea en ello, el primer reto ambiental del nuevo presidente electo de los Estados Unidos, será sin dudas el cambio climático. Su abordaje es seguro, no necesariamente por convicción, sino por presión de diversos líderes del mundo.

Estados Unidos no solo es el segundo productor de gases de efecto invernadero después de China, sino que además acumula 40% de la deuda climática mundial por los daños causados en el ambiente planetario.

Los estadounidenses eligieron un presidente que no cree en el calentamiento global.

Mientras tanto, ¿qué cree Ud. que hará el señor Trump?

 

 

(*) Biólogo, MSc. en Gerencia Ambiental y Doctor en Ingeniería. Presidente y Fundador de VITALIS. Miembro de diversas organizaciones ambientales nacionales e internacionales. Académico e investigador.

 

Imagen de Donald Trump cortesía de Reuters/Rick Wilking.

Anuncios